[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Encuesta

¿Se deben permitir personas encapuchadas en las marchas de protesta?

Recomendado

recomendado

15/11/2018 - 13:10
Durante la jornada de protestas, siga el avance de las marchas y prográmese para evitar los bloqueos.
15/11/2018 - 12:48
Hasta el momento transcurren en calma, los universitarios avanzan en la solicitud de recursos para la educación pública.
15/11/2018 - 06:16
El alto tribunal declaró inexequible este gravamen y aceptó las pretensiones de una demanda.

De las noticias a los documentos
Encuentre fácilmente licitaciones y contratos públicos en ColombiaLicita.com

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

15/11/2018 - 20:55
Con sugestivas imágenes la esbelta caleña enloquece en redes sociales y pone a volar la imaginación de sus seguidores.

Videos Virales

Espacio Paranormal

Paranormal

Foto: Captura video
15/11/2018 - 18:01
La mujer de 46 años no puedo evitar sentir miedo al ver las espeluznantes imágenes.
15/11/2018 - 11:41
El hombre dejó de lado todos los miedos, encendió la cámara de su celular y fue a conocer de primera mano lo qué pasaba.
08/11/2018 - 15:35
Cuenta un historiador que el vestido que porta el maniquí fue diseñado por una madre que lo había hecho inicialmente para su hija.

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Jueves, Septiembre 13, 2018 - 13:06

En Barranquilla se han sacudido del temor y están dispuestas a denunciar. Después de la publicación de un caso en un medio electrónico, varias se han llenado de coraje y valentía y están dispuestas a denunciar.

Laura Barros Nucci, estudiante de séptimo semestre de psicología de la Corporación Universitaria Reformada el pasado martes 28 de agosto, fue victima de un ataque en el que pretendían drogarla para llevársela de la ciudad, esto a las 8 de la mañana a la vista de todos.

La joven de 23 años narró que esa mañana salió de su vivienda y llegó a la calle 84 con carrera 49C, norte de la ciudad, para tomar el bus que la llevara a la universidad.

Laura nos cuenta que estando en el paradero, un sujeto se le acercó y le dijo: “Buenos días”. Ella, por simple educación, respondió el saludo. Siguió esperando el bus, pero de repente “vi la mano que pasó cerca de mi cara y yo reaccioné. El tipo intentó tocarme el rostro, pero como yo vi la sombra me quité”, relató Laura.

El depravado delincuente de inmediato le agarró la mano y le dijo: “Ay, ¿no te acuerdas de mí, verdad?”. A lo que Laura le respondió con un no rotundo. Luego de este episodio, la joven comenzó a sentirse lenta, un tanto mareada.

Ya la presión era descarada ”¿en cuál universidad estudias tú?… pero yo estoy muy lenta y le digo que estudio en la Reformada. Me dice que él hace parte del área de mantenimiento de la universidad, pero hasta donde yo recuerdo, en ese departamento son pocos y su cara no me es familiar”, siguió diciendo la joven.

Ella le respondió que nunca lo ha visto, “bueno, no importa si no te acuerdas de mí. El caso es que hoy es mi cumpleaños y voy para Cartagena”.

La estudiante universitaria hizo caso omiso al comentario y le metió la mano al bus para irse. Pero el desconocido se la bajó. La muchacha le insistió en que se tenía que ir y en ese momento se percató que otro hombre que estaba como a unos tres metros le hacía señas que se soltara, que no le hiciera caso.

“Entonces yo hice fuerza y logré zafarme. Le insistí que me tenía que ir, pero él me bloqueó y se me pasó un segundo bus. Y me dijo: ‘Tú no vas a ir a la universidad, porque te vas a ir conmigo para Cartagena a celebrar mi cumpleaños’. Yo, atemorizada ya, le dije que no, porque iba para clases”, indicó la joven.

El atacante se molestó, la tomó por la parte alta del brazo, la zarandeó y le dijo: “Bueno, no vas a ir conmigo, pero acompáñame que te voy a entregar un papel, para que llegues allá porque tú más tarde vas a ir”.

“En ese momento aparece otra vez el señor que me había hecho la señal anteriormente y le gritó: ‘Deja a la muchacha tranquila’. Y entonces me soltó, yo corrí y justo venía el bus y como estaba toda lenta, hasta me caí subiendo los escalones”, contó.

Laura refirió, además, que cuando logró sentarse el bus se detuvo y al mirar por la ventanilla vio que el tipo que la auxilió siguió su camino, mientras que aquel que la había abordado estaba haciendo con otra jovencita lo mismo que hizo con ella.

Laura Barros comentó que al llegar a la universidad, grogui aún, llamó al 123 de la Policía para denunciar el caso y le relató al agente que contestó la llamada, todo lo que le había sucedido.

Pero al final solo le dijeron: “Gracias, mami, por los datos”. Dice que en el instante no se percató que prácticamente no le prestaron atención. Luego buscó refugio en sus amigos y familia, y entre todos la envalentonaron para que contara su historia.

- Software por Activisual -